Los préstamos con garantía son una alternativa para acceder a montos más grandes con cuotas más económicas, y con mejores condiciones de contrato.

Esto es así en este tipo de préstamos personales porque quien lo solicita presenta su auto o su casa como garantía, y esta funciona como un aval: da seguridad a quien presta porque garantiza la recuperación del préstamo en caso de falta de pago. 

Y también implica un mayor compromiso por parte de quien lo solicita, y por eso le permite acceder a un monto máximo mayor y a mejores condiciones en el contrato. 

 ¿Por qué con un crédito con garantía se accede a montos mayores?

Porque el monto del préstamo se calcula en relación a un porcentaje del valor de la garantía. Es decir, permite convertir una parte del valor de ese auto o casa en dinero, y el capital puede usarse mientras se sigue utilizando el vehículo o la casa normalmente.

 ¿Cuáles son las principales ventajas de sacar préstamo con garantía?

Presentar tu auto o casa como garantía de tu préstamo te permite: 

  • Acceder a mejores condiciones en el contrato, con cuotas más bajas y tasas de interés menores
  • Obtener mayor plazo de devolución del préstamo
  • Solicitar montos más altos los que se ofrecen para un préstamo personal
  • Seguir usando tu auto o tu casa normalmente

 ¿Quién puede presentar la garantía?

Quien solicita el préstamo tiene que tener la propiedad real de la garantía que presenta. En general no pueden presentarse como garantía bienes que no estén a nombre de quien solicita el préstamo. 

Además, hay ciertos requisitos en relación a la garantía que se presenta (donde está radicada, tipo de uso, etc.), y por eso este tipo de préstamos no son 100% online. Pero son una alternativa si lo que buscás es acceder a montos altos con tasas más bajas y mejores condiciones. Y podés transformar tus bienes en un crédito, sin pagar de más.

Ahora tenés más información para evaluar qué tipo de préstamo te conviene pedir. Podés ingresar a nuestro comparador de préstamos online y encontrar los mejores préstamos para vos. Porque acá estamos para ayudarte a mejorar tu economía. 

¿Ya sabés qué monto buscás? 🙂 Encontrá acá las opciones que más te convienen 👇

AR
CategoriesAR Cómo elegir un préstamo

¿Qué son los préstamos con garantía?

Para no perder tiempo ni solicitar cosas que no necesitamos es importante saber qué implica cada opción que existe en relación a préstamos. 

Porque no es lo mismo necesitar dinero para pagar una cuota de tarjeta de crédito, que para hacer un arreglo en la casa, o para hacerse del capital necesario para empezar un negocio.

La diferencia entre préstamos y adelantos es el monto que se necesita y el plazo de devolución: hablamos de adelanto cuando se solicita un monto menor a $10.000 para devolver en un máximo de 3 cuotas. En cambio, un préstamo es un monto mayor, para devolver en un plazo mayor.

Como el adelanto es una cantidad menor para devolver en un corto plazo, las tarjetas de crédito suelen ofrecerlos y cobrar al mes siguiente el interés, más la cuota. Por eso también existen los “descubiertos” en el banco cuando se usa más dinero que el depositado: ese “descubierto” es un adelanto y es importante que tengas en cuenta que sobre ese monto habrá intereses que pagar el mes siguiente.

Entonces, antes de elegir, empecemos por lo más importante:

✅ Pensá el monto exacto que vas a necesitar: tomate el tiempo de sacar cuentas reales sobre lo que vas a hacer. Así evitás pedir dinero de más, y pagar intereses de más. 

✅ Calculá en cuánto tiempo podrías devolver el dinero, o cuál es el monto máximo que podrías destinar por mes para pagarlo. Eso te va a ayudar a pensar la cantidad de cuotas y el plazo que necesitás para devolverlo.

Ahora sí, buscá realmente lo que necesitás. Adelanto o préstamo, te ayudamos a elegir qué te conviene: en nuestro comparador de préstamos online te mostramos opciones disponibles para tu perfil. Vos comparás y elegís. 

 Y si estás buscando un préstamo, mirá y compará estas opciones para vos 👇 

AR
CategoriesAR Cómo elegir un préstamo

¿Adelanto o préstamo? Pensemos qué te conviene

La Administración Nacional de la Seguridad Social -ANSES- ofrece los Préstamos Anses, créditos para jubilados, pensionados, y para quienes cobran pensiones no contributivas y asignaciones por hijo.  

✅ Créditos de ANSES para jubilados y pensionados:

Son créditos personales para jubilados o pensionados de ANSES, con montos desde $5.000 hasta $200.000 y cantidad de cuotas variable:  24, 36, 48 o 60 cuotas.

Para solicitarlo es necesario residir en el país, tener DNI, cuenta bancaria propia, y tener menos de 90 años al momento de finalizar la devolución del préstamo.

La cuota mensual del préstamo no puede exceder el 20% de los haberes percibidos. Además, se ofrece la posibilidad de ampliar el crédito, hasta alcanzar el tope máximo para cada caso.

El trámite se realiza personalmente (con turno). No pueden realizarlo apoderados, y el préstamo se acreditará en la cuenta bancaria. 

Pasos para solicitar el préstamo:

  • Sacar un turno llamando al 130 o ingresando al sitio web de ANSES, opción Créditos Jubilados y Pensionados 
  • Asistir el día y hora pactada con el DNI, el número de cuenta y CBU. Acá te contamos cómo sacar tu CBU
 

✅ Créditos ANSES Pensión Universal para el Adulto Mayor:

Son préstamos de $5.000 a $70.000 para quienes cobran la Pensión Universal para el Adulto Mayor o la Pensión no contributiva por Vejez. Se depositan en la cuenta bancaria dentro de los 5 días hábiles de solicitado, y pueden pagarse en 24, 36, 48 y 60 cuotas, que no excedan el 20% del ingreso mensual.

Para quienes tengan un crédito y estén pagando las cuotas, ANSES ofrece la posibilidad de solicitar un monto complementario.

Requisitos y pasos para solicitarlo:

  1. Residir en el país.
  2. Tener menos de 90 años al momento de finalizar el crédito.
  3. Tener DNI y CBU de cuenta bancaria propia.
  4. Sacar turno llamando al 130 o ingresando a la atención virtual ANSES 
  5. Asistir el día y hora pactada con DNI, el número de cuenta y CBU. 

El trámite es presencial y debe efectuarlo la persona interesada, no pueden realizarlo apoderados.

 Créditos para pensiones no contributivas 

Son créditos personales desde $5.000 hasta $70.000 para personas que residen en el país y cobran pensiones no contributivas por Invalidez o por Madre de 7 hijos.

Requisitos y pasos para solicitar este crédito:

Ser mayores de 18 y tener menos de 75 años al momento de finalizar el crédito. El dinero se deposita en la cuenta bancaria dentro de los 5 días hábiles de solicitado, y se puede pagar en 24, 36, 48 ó 60 cuotas que no excedan el 30% del ingreso mensual.

El trámite es presencial y personal, con turno previo, que se pide llamando al 130 o en la opción Créditos PNC Madres de 7 Hijos o Créditos PNC Invalidez. Debés llevar DNI y el CBU.

 Créditos para Asignación Universal por Hijo

Son créditos personales, desde $1.000 hasta $12.000, para mayores de 18 que cobran AUH. El depósito se hace en la cuenta donde se cobra la AUH. El monto de las cuotas no podrá superar el valor mensual de la AUH.

Para solicitarlo es necesario haber presentado la Libreta en los dos años anteriores, tener menos de 75 años (y el hijo menos de 18) al momento de finalizar el mismo. Si se desea tramitar el crédito para hijos con discapacidad, se debe tener el Certificado Único de Discapacidad vigente.

El trámite se realiza desde la atención virtual ANSES:

  1. Ingresá a Mi ANSES con tu número de CUIL y clave de seguridad. Actualizá tu información personal. 
  2. Solicitá el crédito en CRÉDITO ANSES / Solicitar préstamo. Completá tus datos, monto y cuotas. 
  3. Aceptá las condiciones y finalizá la solicitud.

 Créditos para Asignación Familiar por Hijo 

Este tipo de crédito es para mayores de 18 que cobran Asignación Familiar por Hijo, pero excluye a monotributistas. Si querés conocer opciones de préstamos para monotributistas ingresá a nuestro comparador de préstamos y conocé las opciones para tu perfil. 

Son montos de entre $1.000 y $12.000 que pueden pagarse en 24 o 36 cuotas (la cuota no puede exceder el 20% del valor mensual de la Asignación).

Para solicitarlo debés contar con un ingreso de grupo familiar mínimo de $4.893,25 y no mayor a $62.421, tener menos de 75 años (y el hijo, menos de 18) al momento de finalizar el crédito. Si se solicita por un hijo con discapacidad, se debe tener el Carnet Único por Discapacidad vigente.

El trámite es virtual y el crédito se deposita en la cuenta dentro de los 5 días hábiles de la solicitud.

  1. Ingresá a Mi ANSES con tu CUIL y clave de seguridad y actualizá tu información personal (email, teléfono y domicilio).
  2.  Pedí el crédito en la opción CRÉDITO ANSES / Solicitar préstamo
  3.  Completá tus datos, monto y cuotas. Podés calcular el valor de las cuotas y luego confirmar.
  4. Aceptá las condiciones: recordá leer el formulario antes de marcar los casilleros, y finalizá la solicitud del crédito para tener la constancia.
 

👉 Estos datos están publicados en la página de ANSES y se tramitan con ese organismo. 

👉 Si buscás información sobre ANSES préstamos para monotributistas, o préstamos tasa 0 ANSES, tené en cuenta que son préstamos que se tramitan desde la web de la AFIP, con clave fiscal y se trata de créditos a tasa 0 para monotributistas y autónomos, es decir sin relación de dependencia. 

Seguí leyendo pra conocer más sobre el programa de préstamos a tasa cero para monotributistas. O ingresá a nuestro comparador de préstamos online y conocé las opciones disponibles según tu perfil crediticio.  Mirá! 🙂

anses creditos

Más sobre ANSES

AR
CategoriesAR Cómo elegir un préstamo

¿Qué es el Programa de créditos personales de ANSES?

 Te contamos cómo sacar un préstamo sin tener recibo de sueldo:

Si optaste por en el régimen de monotributo y necesitás sacar un préstamo, esta información es importante para vos. Porque cada vez hay más opciones de préstamos para emprendedores o monotributistas, así que no tener recibo de sueldo no es un problema. 

Entre las mejores opciones para monotributistas están los préstamos que se solicitan online, en poco tiempo y con requisitos mínimos, y que en general cuando no hay inconvenientes en la validación de información, se otorgan a las pocas horas de haber sido aprobado.

¿Qué necesitás para sacar un préstamo como monotribustista?

 1-  Comprobante de inscripción y de aportes al Monotributo: Tendrás que presentar tu constancia de inscripción y el comprobante de pago de los últimos meses. En el comprobante de inscripción figuran tus datos, la fecha de inscripción y la categoría en la que estás, y eso va a determinar las opciones que te ofrecerán.

La mayoría de los casos requieren que tengas al menos dos años de antigüedad en el régimen de Monotributo, aunque otros aceptan hasta un mínimo de 6 meses.  

2- Cuenta bancaria y CBU a tu nombre: Los préstamos online se transfieren directamente a una cuenta bancaria, y esta debe estar a tu nombre. Te pedirán tu CBU para verificar esos datos. Si necesitás saber más, acá te contamos cómo conocer tu CBU

3- DNI:  Deberás presentar tu Documento Nacional de Identidad y pueden solicitar también un comprobante de servicios a tu nombre

4- En algunos casos y para ciertas profesiones, pueden solicitar tu matrícula o título habilitante

 

Ahora ya sabés: hay opciones de préstamos para vos independientemente de tu categoría de monotributo. Pero habrá distintas opciones y cuanto mayor sea tu categoría y nivel de ingresos declarado, mayor será el monto que te ofrecerán.

¿Querés buscar tu préstamo? Ingresá y encontrá en nuestro comparador de préstamos las mejores opciones para vos.  Mirá! 👇 

AR
CategoriesAR Cómo elegir un préstamo

¿Sos monotributista y necesitás efectivo?

Existen muchas ofertas para conseguir préstamos en el acto, que transfieren el dinero sin trámites y sin moverte de tu casa. Pero en esos casos también es necesario presentar online comprobantes o documentación, fundamentalmente para proteger y verificar tu identidad. 

Por eso, si necesitás conseguir un préstamo en el acto te contamos qué tenés que tener listo para no perder tiempo. Son cosas simples, tenelas a mano y empezá a buscar el mejor préstamo para vos:

 #1.       DNI: en las solicitudes de préstamos online, además de tus datos personales (nombre, fecha de nacimiento, teléfono, etc.) tendrás que ingresar tu número y -casi siempre- una foto de tu Documento Nacional de Identidad. Esto se hace de manera muy simple: adjuntando o sacándola con la opción que ofrece el mismo sitio para tomar fotos del frente y dorso de tu DNI. Por eso es importante que tengas tu DNI en buenas condiciones y se lean claramente todos los datos, porque si hay información borrosa o poco clara, no se validará tu identidad.

 #2.       CBUla mayor parte de los préstamos online se transfieren a una cuenta bancaria. Para eso se solicita el CBU (clave bancaria única), un número de 22 dígitos que identifica cada cuenta bancaria. Es fundamental que ingreses el CBU de una cuenta bancaria a tu nombre, porque si ingresás el de otra persona no se aprobará tu solcitud.

Las entidades financieras verifican la coincidencia de datos entre el nombre, DNI y CBU. Por eso, si estás completando la solicitud para un amigo o familiar, recordá ingresar desde el inicio los datos de identidad de la misma persona. 

En algunos casos se solicita que ingreses el número (¡recordá que son 22 dígitos! chequealos uno por uno) y en otros, una foto o comprobante. Y si necesitás saber más, acá te contamos qué es el CBU, y cuál es la diferencia entre CVU y CBU

#3.       Foto de tu rostro: usualmente se requiere una foto para verificar y proteger tu identidad y evitar, por ejemplo, que otra persona gestione un crédito en tu nombre. Esta foto se saca en el momento como una selfie, tiene que ser sin anteojos ni elementos que impidan ver tu rostro, y con luz suficiente para que se identifique claramente.  

 #4.       Comprobante de ingresos o recibo de sueldo:  generalmente se pide una foto del último recibo de sueldo para verificar que tus ingresos te permiten afrontar las cuotas del préstamo. En otros casos aceptan constancias de autónomos o monotributo .   

 ¿Ya tenés estos datos listos y a mano? Entonces ingresá a nuestro comparador de préstamos online y encontrá el mejor préstamo para vos, o mirá estas opciones y compará! 👇

 

AR
CategoriesAR Cómo elegir un préstamo

¡Ganá tiempo! Si necesitás sacar un préstamo en el acto, tené listas estas cosas

Cuando llega el momento de elegir un préstamo es mucha la información alrededor de cada propuesta. Y es difícil distinguir lo importante para elegir la mejor opción.  

Porcentajes, requisitos, CFT, términos y condiciones, y notas con letra chica casi imperceptible, pero muy importantes. 

Y por eso pensamos esta Guía con los aspectos que tenés que mirar al momento de solicitar un préstamo, para que puedas analizar cada propuesta y elegir la que más te conviene. O, al menos, puedas comparar qué ofrecen distintas entidades financieras.

👌 Guía de tres pasos para analizar antes de elegir un préstamo:

#1- La tasa de interés:

Es uno de los componentes que forman el costo de un crédito, un porcentaje necesario para calcular el costo que tendrá un préstamo. Es importante conocerlo y saber si se trata de una tasa fija (que se mantiene igual durante el tiempo que se extienda un préstamo, por ejemplo, en una cuota fija). O variable, (que se modifica cada determinado tiempo). 

En este último caso se debe conocer con qué parámetro va a ajustarse esa tasa durante la duración del préstamo.

Pero la tasa de interés es solo uno de los aspectos que componen el costo de un crédito, y no incluye otros relacionados con cuestiones operativas, administrativas y/o impositivas. Por eso es necesario mirar el Costo Financiero Total.

#2- El Costo Financiero Total:

El CFT es el costo total y el indicador más general y significativo para comparar ofertas crediticias. 

El CFT incluye todos los aspectos vinculados al costo de un préstamo: la tasa de interés, la tasa nominal anual (TNA), y otros costos y servicios relacionados: impuestos, seguros, gastos operativos, costos que pueden tener cuentas bancarias -por ejemplo- cuando estén asociadas al préstamo, comisiones, etc. 

Por eso es tan importante conocer el CFT antes de asumir un compromiso de pago. 

#3 El Contrato, y la «letra chica»:

El contrato es el documento final y -a su vez-  principal de un préstamo. Allí se detalla todo lo relativo al crédito: requisitos, plazo máximo, tasas, tipo de interés, costos financieros totales, cuotas, seguros y condiciones. 

Es fundamental porque en él se pautan y regulan las acciones y obligaciones de las partes. Por eso nuestro consejo es que lo tengas siempre, lo leas y resuelvas antes de firmarlo cada una de las dudas que puedan surgir.  

 

Y si estás buscando préstamos online, en  nuestro comparador de préstamos podés comparar online opciones según el perfil crediticio del solicitante. Mirá estas opciones para vos 👇

AR
CategoriesAR Cómo elegir un préstamo

¿Qué mirar a la hora de elegir un préstamo?