Para no perder tiempo ni solicitar cosas que no necesitamos es importante saber qué implica cada opción que existe en relación a préstamos. 

Porque no es lo mismo necesitar dinero para pagar una cuota de tarjeta de crédito, que para hacer un arreglo en la casa, o para hacerse del capital necesario para empezar un negocio. Entonces, veamos cuáles son las diferencias entre adelanto y préstamo.

¿Adelanto o préstamo?

¿Cuál es la diferencia entre un adelanto y un préstamo?

Existen diferencias entre préstamos y adelantos. Por un lado, varía el monto que se puede solicitar en cada caso y el plazo máximo de devolución. Por ejemplo, los préstamos suelen representar un monto mayor que un adelanto, para devolver en un plazo mayor.

Como el adelanto es una cantidad menor de dinero e implica un corto plazo de devolución, las tarjetas de crédito suelen ofrecerlos. En estos casos se cobra al mes siguiente el interés, más la cuota, y se ve reflejado en el resumen de cuenta.

Otra de las diferencias es la forma en la que se pueden solicitar. Por lo general, los adelantos se solicitan a partir de una cuenta bancaria, tarjeta de débito o tarjeta de crédito. También se puede acceder a ellos a través de un cajero automático.

En cambio, los préstamos se suelen solicitar a través de un formulario online (en el caso de los préstamos online) o en sucursales de entidades o bancos que los otorgan.  

¿Cómo son los adelantos?

Algunos tipos de préstamos también pueden ser considerados como «adelantos». Por ejemplo, los bancos suelen ofrecer adelantos o anticipos de sueldo para sus clientes con cuenta sueldo. Los montos se definen en función del nivel de ingresos del cliente. 

Otra forma de solicitar un adelanto en efectivo es a través de cajeros automáticos. Esta opción la suelen ofrecer las tarjetas de crédito, y algunas tarjeas de débito. En general, en el momento se puede conocer el monto, las cuotas y la tasa de interés.

También existen los límites de “descubiertos” en cuentas bancarias. Es el margen que puede permitir el banco cuando se usa más dinero que el que se tiene depositado en la cuenta: ese “descubierto” es un adelanto y es importante que tengas en cuenta que sobre ese monto habrá intereses que pagar el mes siguiente.

anticipo de sueldo

¿Qué opción elegir: préstamo o adelanto?

Antes de elegir, empecemos por lo más importante:

✅ Pensá el monto exacto que vas a necesitar: tomate el tiempo de sacar cuentas reales sobre lo que vas a hacer. Así evitás pedir dinero de más, y pagar intereses de más. 

✅ Calculá en cuánto tiempo podrías devolver el dinero, o cuál es el monto máximo que podrías destinar por mes para pagarlo. Eso te va a ayudar a pensar la cantidad de cuotas y el plazo que necesitás para devolverlo.

Tené en cuenta que siempre se realiza un análisis crediticio del solicitante, tanto para adelantos como para préstamos. Y siempre podés ver términos y condiciones antes de solicitar un préstamo.

Ahora sí, ¡buscá realmente lo que necesitás! Adelantos online o préstamo personal, te ayudamos a elegir qué te conviene: en nuestro comparador de préstamote mostramos opciones disponibles para tu perfil que podés solicitar. Vos comparás y elegís. 

 Y si estás buscando un préstamo online, mirá y compará estas opciones para vos 👇 

PR
AR
1
0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

21 Comentarios