Ir arriba

FinDoctor

Un préstamo personal y un préstamo hipotecario son dos tipos de préstamos, con algunos puntos en común y con varias diferencias entre sí. Hoy te contamos las principales diferencias entre uno y otro para ayudarte a analizar qué te conviene en caso que estés buscando financiación.

La diferencia entre préstamo personal e hipotecario se puede pensar desde distintos puntos, como el motivo o propósito, los plazos de cada tipo de préstamo, los requisitos y condiciones, los costos y montos posibles de cada uno. Veamos en detalle estos puntos.

Diferencia entre préstamo personal e hipotecario

Propósito del préstamo

Este punto hace referencia al motivo por el cual se solicita un préstamo y cuál es el destino que le darás a ese dinero.

Un préstamo personal se puede destinar a distintos fines, como gastos personales, viajes, empezar un negocio, pagar deudas, comprar un bien, financiar estudios, gastos médicos, y otros. Incluso existen préstamos personales que se obtienen con garantía hipotecaria, pero el fin de estos sigue siendo destinarlo a distintos objetivos.

En cambio el propósito de un préstamo hipotecario siempre está relacionado con financiar la compra de una propiedad, como una casa o departamento. También parte de esa propiedad, o en ocasiones, ampliaciones y refacciones.

Plazos de pago

Aunque los plazos para un préstamo personal y un préstamo hipotecario varían dependiendo de la institución financiera y del monto del préstamo solicitado, en términos generales los tiempos de devolución de un préstamo personal son más cortos que los plazos para un préstamo hipotecario.

Un préstamo personal puede tener un plazo de 12 meses o más de un año. Algunos también tienen opción de pago a corto plazo, menor a un año.

En cambio, los préstamos hipotecarios siempre son un compromiso a largo plazo. El plazo de pago es más extenso y se mide en años, por ejemplo 15 o 30 años, dependiendo de la entidad y del tipo de préstamo. Este punto es importante porque siempre implica un compromiso a sostener, y requiere que evalúes que durante X años deberás afrontar ese compromiso de pago.

Garantía

Otra de las diferencias de un préstamo personal o hipotecario es la necesidad de garantía, es decir, de presentar un bien que funcione como garantía en caso de no cumplimiento de pagos. 

Mientras que un préstamo personal puede no requerir garantía -aunque algunas instituciones financieras sí la requieren- las condiciones para préstamo hipotecario siempre incluyen la garantía. 

En una hipoteca o crédito hipotecario, la misma propiedad que se está financiando funciona como garantía en caso de que el solicitante no cumpla con el pago o los términos de pago acordados. Si eso sucede, y los pagos no ocurren en tiempo y forma, la institución financiera puede “ejecutar la hipoteca” y tomar posesión de la propiedad. 

👉 ¿Qué son los préstamos con garantía?

Requisitos

Hay algunos requisitos que son comunes entre ambos tipos de préstamos:

  • Ser mayor de edad
  • Tener DNI válido
  • Tener ingresos comprobables, ya sea un trabajo en relación de dependencia, un salario fijo o ingresos independientes
  • Tener un buen historial crediticio, sin antecedentes de incumplimiento de pagos previos

Pero si hablamos de requisitos para préstamo hipotecario, suelen incluirse otros puntos. Puede interesarte ver más información sobre créditos hipotecarios y sus requisitos.

Costos

Sobre este punto siempre debés analizar que los costos de un préstamo personal y un préstamo hipotecario varían dependiendo de la entidad financiera y del monto del préstamo solicitado. 

Sin embargo, en general, los costos asociados con un préstamo personal incluyen tasas de interés, cargos por servicios, comisiones y gastos de procesamiento, detallados en el Costo Financiero Total. Mientras que los costos de un préstamo hipotecario incluyen los costos anteriores y otros. Por ejemplo, comisiones y gastos asociados con costos de tasación de la propiedad, o costos asociados a asegurar la propiedad (como un seguro contra incendios o daños a la propiedad).

Por otro lado, las tasas de interés para un préstamo hipotecario pueden ser menores que las de un préstamo personal, ya que los préstamos hipotecarios están respaldados por la garantía o propiedad que se está comprando con el préstamo. De todas maneras, siempre debés pedir la información y comparar todos esos punto antes de comprometerte.

¿Préstamo personal o hipotecario?

Entonces, como conclusión, la elección de uno u otro tipo de préstamo dependerá de cada caso y es fundamental tomarte el tiempo de evaluar cada alternativa y conocer al detalle las condiciones que te ofrecen en cada opción.

En general, podés considerar que un préstamo personal es una opción para financiar gastos personales en un corto plazo, mientras que un préstamo hipotecario implica un compromiso más extenso en el tiempo, es decir, un compromiso de pago a largo plazo. 

Por eso es importante considerar cuidadosamente tus finanzas, ingresos, gastos y ponderar opciones antes de solicitar un préstamo hipotecario o personal. 

👉Lee esta opción diferente para tu vivienda. Conocé Lendar: préstamos en dólares para vivienda

Si querés ver algunas opciones de préstamos personales, mirá nuestro comparador de préstamos online y elegí lo que más te conviene.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *