Si usás tarjetas Mastercard, Visa, American Express u otras tarjetas de crédito, sabés que pueden ser una herramienta para tus finanzas personales.

Pero para que tu tarjeta sea tu aliada tenés que saber cómo usarla. Por eso armamos esta Guía con consejos para que usar tu tarjeta sea un beneficio para vos.

Guía para usar tu tarjeta de crédito

¿Cómo usar una tarjeta de crédito?

En primer lugar, tenés que saber que al usar una tarjeta de crédito estás accediendo a una línea de crédito. En cierto punto, es similar a un préstamo: quiere decir que la entidad te está prestando dinero para tus compras asumiendo que lo devolverás en el siguiente mes.

Por eso es importante usar tu tarjeta con responsabilidad y a conciencia, sabiendo que no pagar tu resumen a tiempo te generará una deuda, e impactará negativamente en tu informe crediticio. Conocé cómo funciona una tarjeta de crédito.

Para no llegar a ese punto, es importante que conozcas tu capacidad de endeudamiento mensual: es decir, cuánto dinero podés usar con la tarjeta sin que sea un problema para tus finanzas.

Para evitar caer en deudas que no puedas pagar, una idea para administrarte puede ser separar el dinero a medida que lo gastás, y depositarlo en una cuenta bancaria secundaria o tarjeta prepaga. Así, cuando llega el momento de pagar el resumen, te asegurás de tener el monto que necesitás. También podés ponerlo en un fondo común de inversión o algún otro instrumento financiero que pueda generarte intereses.

¿Conviene pagar en cuotas o un pago?

Tu presupuesto personal determinará el monto que podés destinar mensualmente para gastos con tarjeta. Y el uso de cuotas -siempre que sean fijas y en pesos- pueden ser una buena opción.

Pero, ¡atención! Porque pagar en cuotas te puede permitir acceder a algo cuando no tengas el dinero disponible para hacerlo en un pago, pero es necesario llevar un control, aún si accedés a cuotas sin interés.

El principal beneficio de los planes de cuotas sin interés, es acceder a cuotas fijas con bajo costo financiero. En cambio, las cuotas con interés implican pagar un cargo extra. Para saber qué te conviene, evaluá tu capacidad de pago y el costo financiero total.

Tené en cuenta que las cuotas suponen un compromiso por un período de tiempo. Es importante que conozcas tu propia situación financiera y calcules poder mantener la capacidad de pago durante los próximos meses. Y no te olvides de agendar las fechas de vencimiento para evitar deudas.

Tener saldo deudor, o recurrir a adelantos u otra forma de financiación para pagar tu resumen, puede resultar perjudicial para tu historial crediticio. Si te ves en esa situación, puede que estés gastando más que lo que tu capacidad de pago te permite. Conocé nuestros consejos para mejorar tu economía.

Pago del resumen de la tarjeta: ¿conviene pagar el mínimo o el total?

Cuando usás una tarjeta de crédito podés optar por pagar el mínimo o el total del resumen. El mínimo se refiere al monto mínimo que debés pagar para mantener tu línea de crédito con esa entidad; mientras que el pago total es la suma de los consumos y servicios de tu resumen mensual.

Antes de elegir la opción de pago mínimo, considerá que la parte que abones quedará como deuda para el mes próximo. Y ese monto que se pospone va generando intereses por financiación, que se sumarán a los nuevos consumos que tengas.

Por eso, siempre es recomendable pagar el total del resumen, cada vez que sea posible y así evitar generar una deuda innecesaria. Acá podés leer más sobre qué evaluar antes de endeudarte.

¿Cómo aprovechar los programas de puntos?

Otro beneficio de las tarjetas de crédito es que pueden tener programas para sumar puntos con cada compra realizada. Lo bueno es que es un sistema que puede no implicar costos y sirve para obtener beneficios. Te recomendamos que consultes cuáles son los programas y beneficios de tu tarjeta o banco para que los tengas en cuenta en tus compras.

Así, por ejemplo, si es una compra en un solo pago te puede convenir hacer un pago con tarjeta de crédito antes que con tarjeta de débito. Recordá que siempre estamos hablando de gastos que podés afrontar con tu actual situación económica.

En resumen, usar la tarjeta de crédito con responsabilidad puede potenciar tus finanzas personales. En FinDoctor estamos para ayudarte a que puedas tomar las mejores decisiones. ¡Siempre con educación financiera y consejos útiles!

Ver Tarjetas para vos

EF
AR
1
0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *